Prevención y tratamiento de pezones adoloridos

En los primeros 2 a 4 días después del parto, un poco de sensibilidad en el pezón es común, especialmente cuando su bebé se engancha. Después de las primeras succiones, el amamantar debe ser cómodo.

Prevención:
• Posicione al bebé de manera que tome el pezón correctamente.
• Trate diferentes posiciones.
• Para retirar al bebé del pecho, ponga su dedo limpio en la esquina de la boca del bebé para romper la succión.
• Cuando se bañe, utilice solo agua para lavar sus senos.

Tratamiento:
• Si sus pezones están muy adoloridos, use ibuprofeno o acetaminofén.
• Tome unas cuantas respiraciones profundas antes de la alimentación para relajarse.
• Antes de la alimentación, alivie el dolor al poner hielo en los pezones por unos segundos.
• Inicie la alimentación en el pezón con menos dolor.
• Frote unas gotas de leche materna en el pezón y areola después de una alimentación. Deje que los pezones se sequen al aire libre.
• No es normal si tiene dolor que continua durante y entre las comidas, ampollas, grietas y
pezones sangrantes. ¡Llame a un especialista en lactancia o a su médico para pedir ayuda!

Ubrera, Afta o Candidiasis bucal (también conocido como algodoncillo)
Los pezones adoloridos pueden ser causados por una condición llamada ubrera, afta o
candidiasis bucal (también conocido como algodoncillo), una infección de hongos común.
• Puede sentir comezón y ardor en sus pezones.
• Su bebé puede tener áreas blancas en la boca o un salpullido rojo y brillante en las nalgas.
• Su bebé tal vez rechace la lactancia y este inquieto.

Si sospecha que tiene esta condición, comuníquese con su proveedor de atención medica para
que le den medicamentos a usted y a su bebé.

¡Usted puede y debe seguir amamantando!